La mejor selección de comidas exóticas de España

Parte de viajar y visitar nuevos lugares es probar su cultura en un platillo. España es uno de los países más exaltados por su gastronomía, ya que ofrece un contraste de sabores bastante agradable al paladar, por lo que muchos de sus platos son reconocidos a nivel mundial ¿Quién no ha oído hablar de la tortilla española?, pero ¿Qué hay de los platillos no tan mencionados de este hermoso país? Si eres un turista atrevido estos podrían ser platillos ideales para enriquecer tu experiencia viajera.

Algunos platos exóticos de España

Estos son algunos de los platillos más particulares de España:

  • Morteruelo manchego. Resulta de la mezcla de hígado de cerdo, pan rallado y especias, es un guiso originalmente manchego con un sabor contundente y una textura parecida a la del paté. Un plato para paladares no tan sensibles.

Morteruelo manchego

  • Rabo de toro cordobés. Es un platillo que se realiza originalmente con el rabo de los toros caídos durante las corridas, muchos turistas no se atreven a probarlo después de presenciar tal acto, pero otros se impacientan por degustar este exquisito plato que resulta de varias horas de estofado para conseguir que la carne sea extremadamente suave y melosa.

  • Cocidos, fritos o a la plancha, para los españoles esta pequeña flor resulta un exquisito manjar, sobre todo para aquellos con gran poder adquisitivo ya que por su riesgosa forma de adquisición tienen un alto precio, por lo que algunos españoles prefieren dejarlo para ocasiones especiales. Algunos turistas le rehúyen a este platillo por su aspecto rocoso y colores fuera de lo normal, pero los que se atreven a probarlo quedan realmente complacidos.
  • Manteca colorá. Una tostada de pan de mollete untada con esta combinación de manteca de cerdo de color rojizo anaranjado, con tropezones de carne cerdo sazonada con pimientos, laurel y otras especies, resulta ser el desayuno perfecto para la mayoría de los españoles. Esta combinación de sabores es típica de Andalucía, y por los extranjeros es extrañamente vista.
  • Crestas de gallo. Sí, esa masa roja y flexible que llevan los gallos sobre cabeza se come, y para los españoles es un majar realmente exquisito. Es un plato típico de Castilla y León propiamente de Salamanca y Zamora. Este trozo de carne viscosa y carnosa se sirve generalmente en salsa de tomate con especias.
  • Cerdo castellano. Resulta impresionante para muchos turistas ver a un pequeño animal entero sobre un plato en su mesa y aunado a eso, que al servirlo lo primero que corten sea su cabeza. La carne de los cerdos casi recién nacidos resultan ser una de las carnes más suaves hasta el punto de deshacerse en la boca, luego de un largo tiempo de asado, además de la sazón española que se le añade a su deliciosa carne.
  • Lamprea a la gallega. Este animal es mayormente conocido como “vampiro de agua” gracias a su aterrador aspecto y su boca llena de pequeños dientes afilados que se apilan como los de la boca de un tiburón pero en forma circular, casi extraterrestre, resulta intimidante incluso para algunos españoles, y su forma de preparación acentúa aún más su particular “personalidad”. Su preparación consiste en poner a desangrar una lamprea y posteriormente cocinarla con algunas verduras, especias, vino tinto y su propia sangre.

Lamprea a la gallega

Expande tu mente, despierta tu paladar y añade sazón española a tu aventura viajera con alguno de estos particulares platillos

2

No Responses

Write a response