El turismo, un reto a conquistar en Arabia Saudita

Arabia Saudita pretende promover algunas de sus principales joyas naturales para atraer a un importante número de turistas extranjeros. Y es que este reino de 32,5 millones de habitantes, que estuvo cerrado durante años, empezará pronto a conceder sus visados turísticos.

De esta manera, se abre al fin una de las últimas fronteras del turismo mundial. Pero los que son partidarios de un tipo de turismo más urbano, también tienen en este país una opción perfecta. Estos pueden consultar la oferta de hoteles en Jeddah, ciudad cuyo centro fue proclamado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Arabia Saudita pretende atraer 30 millones de turistas para 2030

Aunque la monarquía de Arabia Saudita sigue dependiendo en buena parte del petróleo, considera que el turismo es una posible fuente de ingresos. Por ello desea atraer a 30 millones de visitantes desde ahora hasta el año 2030. Esto sería casi el doble de los que viajan actualmente al país.

Este es especialmente conocido por aplicar la segregación de los sexos, así como un estricto código indumentario. Ambos aspectos están vinculados a una versión rigorista del islam. De forma que Arabia Saudita no ha sido considerada hasta ahora como un destino para los turistas del mundo entero, a excepción tan solo de los peregrinos de La Meca y Medina. Una situación a la que el príncipe heredero quiere poner fin.

TurismoArabia Saudita

TurismoArabia Saudita

Un maravilloso rincón que ver en Jeddah: Al Wahbah

Uno de los lugares que las autoridades desean promover es el cráter volcánico de Al Wahbah, en el cual son muy poco frecuentes las visitas. Se encuentra situado a cuatro horas de la carretera de Jeddah, y se formó después de una explosión de vapor subterránea ocasionada por la actividad volcánica. Una bonita leyenda local explica que este lugar es fruto del amor entre dos montañas que se unieron.

“Visión 2030” y el turismo

Precisamente el turismo es uno de los ejes principales de “Visión 2030”, un ambicioso plan con el que el príncipe heredero pretende reestructurar la economía saudita. El hijo del rey se presenta como reformista, multiplicando las iniciativas para modernizar este reino ultraconservador.

El pasado mes de octubre se desveló un macroproyecto de zona de desarrollo económico en el noroeste, el cual incluye un apartado turístico y necesitará inversiones por valor de 500.000 millones de dólares.

Ya en agosto se había anunciado el lanzamiento de un amplio proyecto turístico, consistente en transformar unas 50 islas del Mar Rojo en estaciones balnearias de lujo. Por su parte, las autoridades desean también promocionar algunos yacimientos arqueológicos nabateos.

La concesión de visados electrónicos, cada vez más cerca

El príncipe Sultán encargado del sector turístico en Arabia Saudita anunció en diciembre en una entrevista, que las autoridades se estaban preparando para conceder visados electrónicos en el primer trimestre de 2018, para aquellos que deseen visitar el país.

El cambio de Arabia Saudita comenzó con el levantamiento de la prohibición de las salas de cine. También se autorizó al fin que las mujeres entraran en los estadios. Además, están podrán conducir a partir del mes de junio.

1

No Responses

Write a response