La Puerta de Toledo

La Puerta de Toledo se construyó para conmemorar la llegada a Madrid de Fernando VII el Deseado, cerca del barrio de La Latina. Parece que este proyecto de puerta se llevó a cabo bajo el reinado de José Bonaparte, aunque el regreso al trono de Fernando VII frenó este proyecto, que fue sustituido por otro encomendado a Antonio López Aguado.

López Aguado utilizó granito y piedra de Colmenar para construir una portada neorrománica, terminada en 1827. Compuesta por tres arcos, dos de ellos rectangulares en los laterales y un arco central de medio punto, la Puerta de Toledo presenta bahías flanqueadas por tramos de media columna con capiteles iónicos en el arco central y pilastras iónicas para los demás.

En la fachada que domina el río Manzanares, sobre el arco central, se ha instalado un conjunto escultórico de Valeriano Salvatierra y Ramón Barba, que representa el asimiento de la monarquía española en ambos hemisferios. En este lado, en la parte superior de otros dos arcos, se colocaron varios trofeos militares. Por último, en la fachada opuesta del monumento se aprecia el emblema de la ciudad de Madrid, apoyado por dos genios.

No Responses

Write a response